fbpx
 
 
  
  • Mesa de trabajo 2-100.jpg
  • multicopiers.png
  • OFTALMO ROMA 3-01.jpg
  • RAV CAR-01.jpg

[OPINIÓN] ¿Votar por Fujimori? ¿sí?, ¿defender el fujimorismo? NO

Por: Erick Gamarra Guerra

“Elegir el mal menor”, la frase que escuchamos cada cinco años, un déjà vu que se ha vuelto en un pernicioso eslogan de los procesos democráticos del Perú. Sin embargo, me atrevería a decir que, por lo menos, en este nuevo siglo nunca ha quedado tan corta esa expresión como los días de hoy.

Fujimori y Castillo representan el populismo, la corrupción, improvisación, el terror, las contradicciones, inestabilidad…

Son como dos caballos locos que nos llevan hacia el abismo; sin embargo, si tenemos que colocar las cosas sobre la mesa, solo hay dos motivos claros, y muy fuertes, para votar a favor de Keiko Fujimori: la manutención del actual modelo económico y la poca preparación de su rival. Fuera de eso, en las demás falencias, algunas compartidas, el fujimorismo se lleva el partido de encuentro. Goles para ellos, autogoles para nosotros.

Y es que hablar de la Señora K es revindicar la dictadura más corrupta, criminal y delincuencial de la historia republicana del Perú. La fase oscura que lideró su padre continúa con la compañía de muchos que hoy se asocian a Keiko, una figura protocolar en aquellas horas.

Registros informan que el gobierno de su padre nos robó 6 mil millones de dólares. Una etapa en la que muchas personas, inmerecidamente, fueron violadas, torturadas y asesinadas. Y no olvidemos sus nexos con el narcotráfico y las FARC. Debió ser el final de esta enviciada “ideología”, pero aquí les seguimos dando vida política a los Fujimori.

Y es que seguir hablando de la Señora K es hablar de una excongresista que, con su licencia, estuvo inactiva 500 días en el hemiciclo y que le costó más de un millón de soles a los peruanos.

Y es que seguir hablando de la Señora K es hablar de una lideresa que se encargó de desestabilizar el país en los últimos años. Obstruyo al desarrollo mientras blindaba a los corruptos y delincuentes.

Y es que seguir hablando de la Señora K es hablar de 30 años de solicitud de prisión por organización criminal, lavado de dinero, falsedad y obstrucción a la ley.

Y es que seguir hablando de la Señora K es proteger a jueces como Hinostroza Pariachi que se encargó de negociar la violación sexual de una menor de edad.

Y es que seguir hablando de la Señora K es darle créditos al exfiscal Chavarry y archivar a los Cuellos Blancos, más de 300 autoridades que interrumpieron en la justicia por sus intereses.

La lista tiene contenido repulsivo para continuar… ¿Es higiénico defender a una persona que representa todo eso? ¿Es válido levantar una imagen alicaída por méritos propios? Es triste que esta coyuntura nos haya llevado a esta definición, pero de ahí a pretender limpiar el fujimorismo o enaltecer a su lideresa solo conduce al masoquismo o ignorancia. Simple.

¿Votar por Fujimori? ¿sí?, ¿defender el fujimorismo? NO.

Edición Digital

 

   
EMPRESA PERIODÍSTICA AMERICANA S. A.
RUC: 20568496371
Grupo Editor
Jr. Guido 271
Huancayo - Junín

Copyright © Diario La Voz Regional

Todos los derechos reservados

DIRECTOR

ALBERTO MANRIQUE
amanrique@diariolavoz-regional.com

MARKETING

BRAYAN MANRIQUE
bmanrique@diariolavoz-regional.com

DENUNCIAS:
denuncias@diariolavoz-regional.com

PUBLICIDAD:
publicidad@diariolavoz-regional.com

PRENSA:
prensa@diariolavoz-regional.com

INFORMES:
informes@diariolavoz-regional.com

TELÉFONOS:

985777720    964641763